Atencion al cliente

atencion al cliente top.png

El gigante norteamericano LKQ sigue en su expansión por Europa

Written by: Attila Toth

El gigante LKQ concentra aún más la distribución en Europa

NameLKQ Europe 2016El gigante norteamericano LKQ (con un volumen de negocio de cinco mil millones de euros) sigue en su expansión por Europa comprando Rhiag, distribuidor ATR con central en Italia, que opera en ocho países europeos y cuenta con un volumen de negocio de 880 millones. No es el primer movimiento de LKQ en Europa; en España incluso llegaron a estudiar una posibilidad que no llegó a concretarse.

Y es que es la particularidad de nuestro mercado lo que hace que por el momento estos movimientos no afecten en España, si bien no deja de ser curioso observar cómo fuera de nuestras fronteras la concentración en la distribución es cada día más evidente. El de la compra del mayorista Rhiag por parte de LKQ no ha sido el primer movimiento, y ni mucho menos será el último.

Y es un paso significativo, ya que se trata de la adquisición por parte de uno de los mayores distribuidores de todo el mundo (LKQ) del que es uno de los claros líderes en Europa (Rhiag). Bastan unas cifras para hacerse una idea, porque aunque es cierto que Rhiag opera en ocho países, resulta realmente curioso comparar sus volúmenes con los que se manejan en el mercado español.

Es ocho veces más grande que el más grande en España (Lausan, que ronda los 110 millones de euros), entre los cinco más grandes de nuestro mercado apenas suman la mitad de su volumen de negocio y sumando la facturación de los diez primeros (cerca de 600 millones) aún restarían 280 millones para alcanzar la cifra del distribuidor italiano…

Expansión oeste-este
Para entender este movimiento hace falta analizar desde el principio la llegada de LKQ a Europa. En 2011 desembarcaban en Reino Unido con la compra (por 313 millones de euros) de Euro Car Parts, distribuidor ATR. Un movimiento que sin duda supuso un impulso para el distribuidor británico que en apenas dos años abrió cuarenta nuevos puntos de venta y puso en marcha un centro logístico de 10.600 metros cuadrados. Su volumen de negocio creció a ritmo de dos cifras desde entonces alcanzando hoy los 778 millones de euros.

Pero lejos de detenerse, la intención de LKQ sería seguir avanzando continente adentro, de oeste a este. Para ello, en 2013 compró Sator (con ingresos por un valor cercano a los 300 millones de euros), otro distribuidor ATR, líder en Holanda y Bélgica, con negocio también en el norte de Francia y lo fusionaron con Euro Car Parts para crear LKQ Europe.

Con Sator conseguían entrar con fuerza en la zona del Benelux y tímidamente en Francia, donde aún tratarían de dar nuevos pasos. Apenas dos meses después de hacerse con Sator compraban a su principal competidor, Kuhne, y un año después se hacían con otros cinco distribuidores minoristas holandeses, además de otras tantas adquisiciones en Reino Unido.

En Alemania y Francia no pudieron
Ya habían comprado a dos gigantes europeos con los que controlaban dos importantes mercados y estaban presentes en otro; su mirada ahora estaba puesta en Francia y Alemania.

En 2013 lo intentaron con PV Automotive, otro ATR esta vez en Alemania, que finalmente optó por asociarse con sus compañeros de grupo Stahlgruber, que entraron de manera mayoritaria en la compañía comprando el 51% de sus acciones. Y en 2015 trataron de hacer lo propio con el socio de AD International en Francia, Autodistribution, que finalmente optó de alguna manera por no alimentar a los que podrían llegar a ser su competencia decantándose por la entrada en su accionariado de la empresa de capital riesgo Bain Capital.

Top 10 euroipen automotive player

Rhiag cierra el círculo
Con la compra de Rhiag (por 1.040 millones de euros), LKQ añade a su negocio en Europa (a los 778 millones de euros de Euro Car Parts y los 300 de Sator, sin contar la cifra de los negocios minoristas con los que se han ido haciendo durante los últimos años) otros 880 millones de euros, entrando de lleno en los mercados del este y centro del continente, ya que Rhiag está presente, a través de empresas que habían adquirido previamente (Auto Kelly, Lang, Bertolotti y Elit) o con sedes propias, en Italia, República Checa (es en estos dos mercados donde son especialmente fuertes), Suiza, Hungría, Rumanía, Ucrania, Bulgaria, Eslovaquia y Polonia.

 

LKQ cierra de este modo el círculo completando una expansión que empezó en la parte más occidental y que les ha llevado ahora a los países del este en Europa. Aunque no parece que este sea el punto y final, ya que cabe esperar una nueva ‘ofensiva’ sobre mercados como el alemán o el francés, dos de los tres más importantes del continente.

Europena automotive aftermarkez

España, a pesar de que fueron analizadas ciertas opciones, queda aún al margen de estos movimientos. La complejidad de nuestro mercado y sus particularidades parece que suponen a día de hoy una importante barrera de entrada para estos megadistribuidores, que no dejan sin embargo de dar pasos en el resto de Europa…

Fuente: Autops